A&EXTRAS

Curiosidades sobre la bella Emma Stone

Además de linda y talentosa, Emma supo conquistar al público por su comicidad y espontaneidad. Aunque sea famosa por no tener miedo de mostrarse tal y como es, hay muchas cosas de su vida que seguramente no son tan conocidas: 

 

Antes de ser famosa, Emma diseñaba páginas web. Incluso trabajaba gratis para mejorar sus habilidades.

Para que sus papás la dejaran ir a vivir a Los Ángeles, los convenció con una presentación de Power Point titulada “Proyecto Hollywood”. Se ve que fue buena, porque a los pocos meses, con sólo 15 años, se mudó. Eso sí: su mamá la acompañó.

Estuvo por primera vez en la tele en el reality show de VH1 “In Search of the New Partridge Family” en 2004.

No es rubia natural, sino castaña. Se tiñó cuando llegó a Los Ángeles, aunque después pasó a pelirroja para ganar el papel en “Superbad”.

Tiene un tatuaje en la muñeca izquierda que representa las huellas de un pájaro y es el mismo que lleva su mamá desde que superó el cáncer. Se inspiró en la canción favorita de las dos (Blackbird, de Paul McCartney) y fue diseñado por pedido expreso, por el famoso ex Beatle.

Su verdadero nombre es Emily Stone, pero alguien ya tenía ese nombre cuando fue a registrarse como actriz.

Emma nunca terminó de estudiar, sólo estuvo en el bachillerato un semestre antes de abandonarlo por la actuación. 

No tiene Facebook porque se había vuelto adicta al Farmville y estaba absorbiendo su tiempo, así que decidió cerrar la cuenta. 

Emma descubrió que tenía asma durante la grabación de una escena de sexo en “Easy A” en 2010, cuando tuvo un ataque.

Tiene una voz grave por un problema de salud en su infancia que deformó sus cuerdas vocales.

 


Fuente: Cuturacolectiva.com
Imagen: Shutterstock, Inc., Tinseltown