A&EXTRAS

5 casos reales de brujas en la historia

¿Quién no se ha asustado con cuentos de hechizos, maleficios y maldiciones? Estas historias son aún más terroríficas cuando nos damos cuenta de que una gran cantidad de personas que fueron quemadas en la hoguera, condenadas por llevar a cabo supuestos "trabajos diabólicos".

 

Durante el período moderno - entre los años 1400 y 1700 - se cree que entre 70 y 100 mil almas fueron ejecutadas por presuntos vínculos con la brujería. Conoce a continuación cinco "brujas" que quedaron en la historia.

 

Madre Shipton

 

Ella era una temida y respetada profetisa inglesa del Siglo XVI. Se creía que era la hija del mismo diablo, pero tenía el don de la clarividencia. La leyenda cuenta que ella hizo las predicciones de la Armada Española, la Gran Plaga de Londres, el Gran Incendio de Londres y la ejecución de la reina de Escocia. La Madre Shipton tuvo una muerte normal.

 

Agnes Sampson

 

Era una partera y sanadora escocesa, acusada de practicar magia negra por el rey James VI. Las sospechas del rey de que las fuerzas del mal actuaban contra él ganó impulso después de que él y su corte se enfrentaran a una terrible tormenta en el mar.

 

Agnes fue acusada de brujería, detenida y torturada; pero negó todos los cargos. Hasta que finalmente confesó que era una aliada de Satanás y conspiró para matar al rey. Fue estrangulada y quemada.

 

Merga Bien

 

La alemana Merga Bien, del Siglo XVII, estaba con su tercer marido cuando se selló su destino. Ella vivía en Fulda bajo el control del reformador católico y príncipe-abad Balthasar von Dernbach, quien ordenó una gran caza de brujas.

 

Un día, Merga aparece embarazada, pero la gente del pueblo se imaginó que estaba teniendo relaciones sexuales ¡con el diablo! Merga se vio obligada a admitir haber matado a su segundo marido y sus hijos, los hijos de los empleadores de su marido actual y haber presenciado un ritual satánico. Murió quemada en la hoguera en el otoño de 1603.

  

Las brujas de Salem

 

El Juicio de las Brujas de Salem en 1692, es sin duda el más famoso. En enero de ese año, dos chicas empezaron a sufrir ataques, a gritar y a retorcer su cuerpo. Un médico dijo que estaban embrujadas, pero no era más que un envenenamiento.

 

El mes siguiente, tres mujeres fueron acusadas de brujería: una esclava de origen caribeño llamado Tituba, una mendiga llamado Sarah Good, y una pobre anciana, Sarah Osborn. Al ver que su destino estaba condenado, Tituba confesó ser una bruja, pero acusó a otros de magia negra. La primera bruja, Bridget Bishop, fue ahorcada en Salem y muchas otras murieron más tarde.

 


Fuente: http://www.biography.com
Imagen: Shutterstock.com